Las chicas del Estu quieren hacer historia y que se las tome en serio

Las chicas del Estu quieren hacer historia y que se las tome en serio

El Movistar Estudiantes será el primer equipo femenino en jugar un partido de baloncesto en el WiZink Center, el próximo día 10 de marzo.

El equipo femenino del Movistar Estudiantes hará historia el próximo domingo 10 de marzo. Con motivo del 30 aniversario de la sección del club y aprovechando la percha del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), las Women In Black serán el equipo local del primer partido de baloncesto femenino en el madrileño WiZink Center. Un encuentro que pasará a los anales del baloncesto y para el que se espera un lleno absoluto. Algo que provoca una ilusión máxima en el seno del conjunto del colegial, pero que también se quiere usar para dar un golpe sobre la mesa y demostrar que el deporte femenino está ahí y se debe contar con él.

«Teníamos una pequeña deuda con mucha gente, con los que querían que el baloncesto femenino tuviera consideración. Es un intento de que todo el mundo conozca lo que es el baloncesto femenino y que se puede practicar en un marco tan importante como es el WiZink Center», comentó Miguel Ángel Bufalá, Presidente de Club Estudiantes, en el media day organizado por los colegiales. Unas palabras respaldadas por las de Alberto Ortego, Director Deportivo y Entrenador Jefe del Equipo femenino de Estudiantes. «Es una situación única, que no la hemos vivido ninguno, y hay que gestionarla. Lo que nos queda es que la fiesta acabe bien y que ganemos».

Precisamente el técnico del Estu aseguró que «el partido nos llega en el mejor momento de la temporada y jugar en el WiZink Center es un plus». Además Ortego habló de que en el club colegial se trata al baloncesto femenino del mismo modo que el masculino, pero advirtió que, parámetros del deporte en general, todavía hay mucho trabajo por hacer. «Faltan muchas cosas. Primero, seguimiento. Me gustaría que llegase el día en el que no se hablase ni siquiera del Día de la Mujer y que todo fuese normal y no hubiera que hablar del Día de…».

Las protagonistas quieran dar un golpe sobre la mesa

Las grandes protagonistas de la fiesta que se vivirá en el WiZink Center serán las jugadoras, y ellas están de lo más ilusionadas con la oportunidad que se les ha ofrecido para reivindicar el baloncesto femenino. «Pensar que puedes ser parte de algo único e histórico, en un sitio donde sólo han jugado chicos, es algo que se vive con mucha ilusión. Queremos disfrutar de la oportunidad que nos han dado y demostrar que el deporte femenino está presente y defenderlo como sabemos», nos contó a Gigantes Paula Justel, que también nos explicó cómo llegó la noticia al vestuario de las Women In Black«Recibimos la noticia por el grupo de whatsapp de jugadoras. Paula Palomares mandó una foto de que íbamos a jugar en el WiZink Center y pensamos que era una mentira. Después nos lo confirmaron desde comunicación, pero al principio no nos los creíamos».

En lo que se refiere a defender y promulgar el deporte femenino, Paula aporta también su granito de arena de una forma muy activa, aprovechando su trabajo como periodista deportiva en GOLTV. «Llevo bien ser prensa y jugadora. Por ejemplo, el partido del domingo he conseguido que lo anuncien en mi programa, El Golazo, y que se hable de ello el lunes… voy aportando mi granito de arena para que poco a poco se vaya hablando más del deporte femenino», nos contó la jugadora. «Al final la prensa es el portavoz de todo esto. Necesitamos mover más el deporte femenino, pero poco a poco se va sumando. Ejemplos como éste son un golpe encima de la mesa».

En la misma línea que Justel están los argumentos de Mariana González, capitana del equipo durante 14 temporadas, en las que ha vivido dos ascensos y algún descenso de categoría. «La noticia me hizo muchísima ilusión. Siempre te dicen cosas y escuchas cosas, pero cuando ves que es real te da mucha emoción», nos contó Mariana, que además no ocultó la ‘otra cara de la moneda’ de todo esto que está rodeando al equipo. «También hay un poco de cague, de que no se llene, de que la gente no se mueva. Pero he movilizado a mucha gente. Casi la centena», nos contó entre risas.

Del mismo modo que sus compañeras, González habló con nosotros de su otro trabajo al margen del baloncesto. La capitana del Estu es también fisioterapeuta en el Centro Médico Magariños, lo que hace que pase prácticamente toda su jornada laboral en el club. «Me paso todo el día aquí. Es complicado porque no podemos sólo dedicarnos al baloncesto. Es otra forma de vivirlo y es mi normalidad. Creo que lo del domingo es un paso para conseguir que haya más gente que se dedique sólo a esto y chicas que vienen por detrás puedan vivir de esto», nos confesó. «La gente no se lo toma tan en serio. te preguntan cómo es tu vida y piensan que es un hobby, pero por mucho que lo pasemos bien esto es un profesional y es un trabajo. Por eso este partido también sirve para pedir atención y que se nos tome en serio».