Uno de los grandes proyectos interiores Europa se marcha a USA. Te lo presentamos

Uno de los grandes proyectos interiores Europa se marcha a USA. Te lo presentamos

El francés Daniel Batcho jugará en la NCAA la próxima temporada. Está considerado el mejor 'prospect' interior del baloncesto internacional

El francés Daniel Batcho jugará en la Universidad de Arizona  la próxima temporada. El pívot galo nacido en 2002 y 2.08 está considerado como el mejor proyecto de jugador interior internacional y continuará su carrera en la NCAA, con las miras puestas en un posible desembarco en la NBA en un futuro.

Pese a que Daniel Batcho se perdió toda la temporada 2018-19 al romperse el ligamento anterior cruzado en los cuartos de final del Eurobasket U16, sigue siendo considerado el mejor big man fuera de Estados Unidos en edad de entrar en la NCAA. De hecho, en aquel campeonato sólo fue superado por Usman Garuba en PER (Player Efficiency Rating) y llamó la atención de varias universidades, que ahora ven cómo el joven de 18 años se compromete con Arizona, con actuaciones como por ejemplo los 15 puntos y 14 rebotes ante Italia. «Conecté con el cuerpo técnico de Arizona. Entendieron mis prioridades y me mostraron cómo puedo alcanzar mis objetivos en la universidad», declaró el jugador en ESPN.

Su mayor escaparate para la NCAA

Las dudas que pudiese haber sobre su vuelta a la actividad y la forma en la que se pudiera recuperar de su lesión quedaron disipadas en el Adidas Next Generation Tournament  de Belgrado. Batcho se llevó el premio de MVP del torneo y firmó una actuación espectacular ante el Partizan, sumando 24 puntos, 15 rebotes y 3 tapones. Unos números que ya había logrado alguna vez en sus partidos con CFBB, la escuela parisina en la que juega y que le ha servido como plataforma para terminar en la NCAA.

Antes de su compromiso con Arizona, Batcho recibió ofertas de Miami, Washington State, Virginia Tech y Creighton, pero se decidió por los Wildcats. Sus expectativas son muy altas, pero también es cierto que tiene las condiciones para cumplirlas. «Espero ser un líder, pero sé que tendré que ganarme los galones. Me vino bien ver que Arizona ha tenido éxito con otros jugadores internacionales en el pasado. Eso demuestra que entienden el baloncesto que se juega más allá de las fronteras de Estados Unidos. Quiero continuar con esa tradición y triunfar allí», explicó el francés.